Síguenos AHORA también a través de Facebook!

ORACIONES DIARIAS

Alienta tu día con unos momentos para dedicarlas al Creador y ponerte en sus manos ofreciendo tus actividades diarias con las siguientes oraciones.

ORACIÓN DE LA MAÑANA

  • Dulce Jesús, nosotros te adoramos y te amamos con todo nuestro corazón y nos proponemos a cumplir con nuestros deberes, unicamente por tí de acuerdo a nuestra voluntad, deseamos servirte en la persona del enfermo, concédenos la gracia de no buscar en nuestro más que el agradarte a tí, de buscar en todas las cosas tu honor y tú gloria, practicando las virtudes apropiadas en nuestra profesión y de guardarlas íntimamente unidas a tí toda la vida, con una sincera práctica de piedad que nos lleve a reinar contigo a la eternidad.
  • Acto de Fé: Dios mío, creo firmemente en todo lo que la santa iglesia católica, apostólica y romana me mande a creer porque tú se lo has revelado.
  • Acto de Esperanza: Espero firmemente me concedas tu gracia en esta vida, y si observo tus mandamientos y tú gloria en la otra, porque eres fiel a tus promesas.
  • Acto de Caridad: Dios mío, te amo con todo mi corazón, con toda mi mente y con todas mis fuerzas porque eres infinitamente bueno, amo y sirvo a mi prójimo por tu amor.
LA FÉ ES UN REGALO DE DIOS, ES LA VIDA QUE NOS HACE FUERTES, TENACES Y FIRMES EN EL MOMENTO DE LA PRUEBA. LA FÉ PARA POR LA MENTE, PERO TIENE SU LUGAR EN EL CORAZÓN. EN LA FÉ NOS ENRAIZAMOS EN CRISTO Y VIVÍMOS DESDE LA ROCA QUE ES ÉL. COMUNICARSE CON DIOS OFRECIENDO LAS ACTIVIDADES DEL DÍA ES LO MEJOR, COMO SER DE ÉL Y MI COMPROMISO EN LA ATENCIÓN DEL NECESITADO.

ORACIÓN DE LA TARDE

  • SEÑOR, yo te bendigo por esta nobilísima misión que me has confiado de cuidar que tus criaturas, que son obras de tus manos, no perezca y que el sano vivir no se aleje de la tierra.
  • Señor, yo te doy gracias, porque me escogiste para ser instrumento de tu misericordia en el lecho del dolor de mis hermanos y porque también en mí has puesto el éxito de la curación.
  • Señor, yo canto tu bondad y tu amor, porque has querido enfermarte en los enfermos, para darme la dicha de sanarte en ellos y premiar mis cuidados en curarlos, como si fueran servicios que a tí hiciera.
  • Señor, tú que dijiste: estuve enfermo y me visitasteis, has que en todo enfermo te vea yo a ti y que a todos atienda con igual cariño y a todo me incline reverente, sin que retroceda ante la llaga repugnante, ni vuelva mis ojos a otro lado ante la pobreza del que sufre, ni al destemplado clamor de un ánimo amargado se seque la suavidad de mi palabra, ni se amargue la dulzura de mi trato, ni la sonrisa bondadosa de mis labios se marchite.
  • Señor, tú que dijiste que de tí vienen la pericia de los médicos, dámela también a mí, para que con ellos coopere a devolver la salud, a detener, a hacer retroceder las conquistas de la muerte que tú no hiciste, porque eres un Dios de vida.
  • Señor, tú pasaste por la tierra haciendo el bien y sanando a todos, tomaste sobre tí nuestras enfermedades y cargaste con nuestras dolencias, porque fuiste misericordioso: hazme misericordiosa como tú.
  • Señor, dame tus palabras de luz y de consuelo, de esperanza y de vida, para sanar juntamente con las almas, los cuerpos; porque tú no quieres la muerte del pecador, sino que se convierta y viva.
  • Y no vayas a permitir que por debilidad cobarde, deje de cumplir con todos mis deberes, o falte a tus leyes, que son la base más firme de la salud y de la vida.
LA FÉ ES UNA CERTEZA, LA MAYOR DE TODAS LAS CERTEZA. Y "TODO LO PUEDO EN AQUEL QUE ME CONFORTA" CRISTO. HACER UN ALTO EN MI DÍA PARA RECORDAR A MI CREADOR Y TENER ATENCIÓN DE CALIDAD A QUIENES NECESITAN DE MIS CONOCIMIENTOS Y SERVICIO.

JURAMENTO DE LA ENFERMERA

  • Juro solemnemente ante Dios y en presencia de esta asamblea, llevar una vida pura, ejercer mi profesión con devoción y fidelidad; me abstendré de todo lo que sea maligno o perjudicial y de tomar ó administrar, a sabiendas, cualquier droga que pueda ser nociva a la salud.
  • Haré cuanto esté de mi parte, por elevar el buen nombre de mi profesión y guardar inviolable el secreto de todas las cosas personales que se me confíen así como el de los asuntos de familia de los que me entere en el desempeño de mi cometido.
  • Con lealtad, ayudaré al facultativo en su obra y de dedicaré al bienestar de todos los que estén encomendados a mi servicio.
COMPROMISO SOCIAL DE CARIDAD Y CALIDAD PARA EJERCER MI PROFESIÓN CON DEVOCIÓN, FIDELIDAD Y LEALTAD.
"Algo que no debemos olvidar es que existe un ser que siempre está y estará con nosotros acomopañandonos en nuestro caminar, dándonos vida, como el agua a la raíz."
SUBIR